• Colección: Narrativa Argentina contemporánea

  • Páginas: 88 páginas

  • ISBN: 978-987-4970-23-7

 

“Escafandra: Del griego skaphe (barca) y andros (hombre): Barco del hombre. Y de la mujer se debería aclarar. Artefacto  que protege de las condiciones adversas para el ser humano, que hace que la respiración no conlleve sobresaltos que podrían enviar al otro mundo a quien lo use. Destinado a bucear en las profundidades y, podríamos agregar, en la superficie también.

¿Es la escafandra una metáfora que habla de poner una barrera a la angustia en tiempos de pandemia para no poner en peligro la vida? Colocarse una escafandra es protegerse, es escuchar la propia voz y respirar, respirar. Lo que puede  resultar a veces en un sonido ensordecedor. 

Mujer con escafandra es Silvina, mujer que respira, que bucea en la memoria buscando tesoros y piezas oxidadas desprendidas vaya a saber de cuáles misterios sumergidos en el mar. Y también es barca en la  que ella pesca destinos que ya fueron pasado.

Aislamiento,  paradoja de cercanía, de evocar recuerdos de infancia, algunos amorosos como las siestas con alguna abuela y otros no deseados pero que —como la escafandra— protegieron a la niña del horror y la depositaron en otras geografías. Y un  futuro interrogado desde el aislamiento: una llamada urgente a dejar testimonio.”

Lucía Capozzo

 

qeja es Silvina Hermosa

Notas de escafandra - Silvina Hermosa

$650
Notas de escafandra - Silvina Hermosa $650
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Almagro (CABA) Puedes retirar gratis tu compra en el barrio de Almagro coordiándola por mail.

    Gratis
  • Colección: Narrativa Argentina contemporánea

  • Páginas: 88 páginas

  • ISBN: 978-987-4970-23-7

 

“Escafandra: Del griego skaphe (barca) y andros (hombre): Barco del hombre. Y de la mujer se debería aclarar. Artefacto  que protege de las condiciones adversas para el ser humano, que hace que la respiración no conlleve sobresaltos que podrían enviar al otro mundo a quien lo use. Destinado a bucear en las profundidades y, podríamos agregar, en la superficie también.

¿Es la escafandra una metáfora que habla de poner una barrera a la angustia en tiempos de pandemia para no poner en peligro la vida? Colocarse una escafandra es protegerse, es escuchar la propia voz y respirar, respirar. Lo que puede  resultar a veces en un sonido ensordecedor. 

Mujer con escafandra es Silvina, mujer que respira, que bucea en la memoria buscando tesoros y piezas oxidadas desprendidas vaya a saber de cuáles misterios sumergidos en el mar. Y también es barca en la  que ella pesca destinos que ya fueron pasado.

Aislamiento,  paradoja de cercanía, de evocar recuerdos de infancia, algunos amorosos como las siestas con alguna abuela y otros no deseados pero que —como la escafandra— protegieron a la niña del horror y la depositaron en otras geografías. Y un  futuro interrogado desde el aislamiento: una llamada urgente a dejar testimonio.”

Lucía Capozzo

 

qeja es Silvina Hermosa