A lo largo del libro, pareciera que ese clavo es el ser mismo que habrá de clavarse en la tierra, siempre, después de la caída libre. Porque sí, caemos, estamos cayendo todo el tiempo; pero en esa adrenalina trágica y virtuosa, caemos con la libertad de observar, denunciar, seducir a la caída. Proponer algo aunque sea inútil.

Este libro de Guillermo me recuerda a aquello que dijo Wittgenstein: “Cada mañana hay que atravesar de nuevo la escoria muerta, para llegar al núcleo vivo y cálido”. Pero, ¿cuál sería ese edén al que vamos cayendo si solo hay un basural sobre otro basural sobre otro basural? Detrás / debajo del núcleo, hay otro núcleo, ávido y en reposo, paralelo en el reverso, un espejo que refleja otra cosa. Por eso la pared asusta de tan concreta, aunque es tan frágil que un punto blanco es condición suficiente para pensar en poesía.”

- Lucio Madariaga

 

Un punto blanco en la pared - Guillermo Parodi
$300,00
Cantidad
Un punto blanco en la pared - Guillermo Parodi $300,00
Entregas para el CP: Cambiar CP

Conocé nuestras opciones de envío

A lo largo del libro, pareciera que ese clavo es el ser mismo que habrá de clavarse en la tierra, siempre, después de la caída libre. Porque sí, caemos, estamos cayendo todo el tiempo; pero en esa adrenalina trágica y virtuosa, caemos con la libertad de observar, denunciar, seducir a la caída. Proponer algo aunque sea inútil.

Este libro de Guillermo me recuerda a aquello que dijo Wittgenstein: “Cada mañana hay que atravesar de nuevo la escoria muerta, para llegar al núcleo vivo y cálido”. Pero, ¿cuál sería ese edén al que vamos cayendo si solo hay un basural sobre otro basural sobre otro basural? Detrás / debajo del núcleo, hay otro núcleo, ávido y en reposo, paralelo en el reverso, un espejo que refleja otra cosa. Por eso la pared asusta de tan concreta, aunque es tan frágil que un punto blanco es condición suficiente para pensar en poesía.”

- Lucio Madariaga